Lago de Pátzcuaro: Patrimonio Cultural del Agua

Autoridades Municipales firman la declaratoria “Lago de Pátzcuaro: Patrimonio Cultural del Agua”.

Las autoridades municipales de Pátzcuaro, Quiroga, Tzintzuntzan, Erongarícuaro, Huiramba y Lagunillas firmaron el pasado 25 de junio, la Declaración “Lago de Pátzcuaro: Patrimonio Cultural del Agua”, propuesta de un Programa Piloto de la Agenda del Agua 2030 y enviada al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, al licenciado Felipe Calderón Hinojosa.

Dicha declaratoria forma parte de la primera acción por parte de la C. Salma Karrum Cervantes Alcaldesa de Pátzcuaro, el C. Jaime Baltazar Morán Presidente municipal de Quiroga, Prof. Everardo J. Alberto Cortés Presidente Municipal de Erongaricuaro, Ing. José Gerardo Villagomez Calderón Presidente Municipal de Tzintzuntzan, Ing. Pedro García Chávez Presidente Municipal de Lagunillas así como el C. Cervando García Zolorzano Presidente Municipal de Huiramba.

La cuenca del Lago de Pátzcuaro forma parte de la Región Hidrológico-Administrativa VIII Lerma-Santiago-Pacifico, dicha cuenca esta considerada a nivel nacional como una de las 19 cuencas que reciben la mayor carga de contaminantes en el país; cabe mencionar que su población aproximada es de 200,000 habitantes y su economía depende fundamentalmente del turismo, explotación forestal, pesca y artesanías.

Es importante mencionar que la propuesta de crear el “Programa Piloto de la AA 2030” a través de la declaración “Lago de Pátzcuaro: Patrimonio Cultural del Agua” se inició en el mes de febrero de este año, luego de que los presidentes municipales de Pátzcuaro, Quiroga, Tintzuntzan, Erongaricuaro, Lagunillas y Huiramba se reunieron a raíz de la creciente preocupación por la deforestación y contaminación de la cuenca del Lago de Pátzcuaro, durante los meses siguientes, cada municipio aprobó en sesiones de cabildo el apoyo al “Programa Piloto”, el respaldo consistió en definir el objetivo general del “Programa Piloto” así como establecer las bases para lograr la recuperación ambiental e impulsar el desarrollo sostenible de la cuenca del Lago de Pátzcuaro.

Una vez definidas las tareas a realizar, cada Ayuntamiento acordó las siguientes acciones:

· Promover la participación social de los habitantes.
· Dar mayor énfasis a la concientización y comunicación; recuperar la armonía entre la cuenca y sus habitantes.
· Desarrollar un sistema de información para la gestión ambiental integral; detener el proceso erosivo y recuperar el bosque.
· Reducir la contaminación y controlar sustancialmente el ingreso de nutrientes al lago.
· Recuperar el potencial pesquero, en particular, el del pescado blanco.
· Mejorar la salud y la calidad de vida de los habitantes de la cuenca.
· Atender los problemas hídricos asociados con la marginación y la salud de las comunidades rurales e indígenas en condiciones de pobreza extrema; revitalizar la vocación turística de toda la región.
· Mejorar las actividades económicas tradicionales y atraer nuevas así mismo promover oportunidades alternas de ingresos.

Mencionado lo anterior, el Programa Piloto AA 2030 “Lago de Pátzcuaro: Patrimonio Cultural del Agua” forma parte de una Declaración de las autoridades locales para asumir las responsabilidades que los Ejecutivos Federales han firmado en tratados internacionales en materia de agua potable, saneamiento, medioambiente y desarrollo humano.

En un documento enviado al Licenciado Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, autoridades municipales manifiestan lo siguiente:

“Manifestamos, del mismo modo, que en las cuencas hidrológicas que integran la Región Hidrológico-Administrativa VIII Lerma-Santiago-Pacífico – con el mayor número de cuencas contaminadas en el país – es quizá uno de los problemas más graves de deterioro ambiental a los que se enfrenta el Lago de Pátzcuaro, tanto por el daño a los ecosistemas y hábitats naturales, como por los riesgos sobre la salud humana y por la inutilización de agua potencialmente aprovechable. La principal causa del problema es la descarga de agua residual por parte de los municipios al Lago de Pátzcuaro y que demanda una atención prioritaria.
Se trata, señor presidente, de una Declaración desde los gobiernos locales de la cuenca en cuestión nos sumamos a lo que usted ha expresado en la Visión México 2030 y definimos en nuestra Declaración una agenda de largo plazo para el agua, una lista completa y clara de 8 de las 38 iniciativas de la Agenda del Agua 2030, cuya aplicación permitirá incrementar y mejorar la conciencia y cultura ambientales entre los pobladores de la cuenca, lograr el consenso con respecto a los problemas prioritarios y sus soluciones, profundizar en el conocimiento de la disponibilidad de los recursos naturales”

Dicho fragmento forma parte de un oficio girado y firmado por los alcaldes municipales al ejecutivo federal, con la finalidad de que sea atendido el problema de la cuenca del Lago de Pátzcuaro así como fortalecer las instituciones gubernamentales participantes a favor de preservar al Lago de Pátzcuaro.

Fuente y foto: Pátzcuaro Portal

 

Bookmark the permalink.

One Comment

  1. ¿QUE TANTO SE MECE EL AGUA?

    “La mente, . . . libre piragua.”

    ¿Qué pensarán las montañas,
    de sus marchitas entrañas?,
    ¿qué colegirá su bosque,
    de la erosión, cruel estoque?

    ¿Qué meditará la flora,
    cuando la aridez aflora?,
    ¿qué discurrirá la cuenca,
    de la humanidad mostrenca?

    ¿Qué cavilará mi lago,
    por futuro tan aciago?,
    ¿qué supondrá la ribera,
    de esa lluvia pordiosera?

    ¿Qué imaginará el caudal,
    cuando decrece humedal?,
    ¿qué siente profundidad,
    cuando ve su nimiedad?

    ¿Qué dirán las tristes olas,
    cuando se han quedado solas?,
    ¿qué rumiarán las espumas,
    por lo negro de sus brumas?

    ¿Qué opinarán las burbujas,
    cuando su oxigeno estrujas?,
    ¿qué gozoso estará el lirio,
    por su plaga, que es martirio?

    ¿Qué tanto se mece el agua
    cuando, en el dolor, se fragua?,
    ¿qué tanto se mece el agua
    cuando, su vida, naufraga?

    Pues, se mece . . . porque sufre,
    porque percibe el azufre
    de la muerte que la acosa,
    de tal desgracia, . . . ¿quién goza?

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    Lago de Pátzcuaro, Michoacán, México, a 10 de agosto del 2013
    Dedicado al Profesor Everardo Hernández Campos
    Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *