Tour Meseta Purepecha – Ruta de Don Vasco

Estatua de Don Vasco en ParachoPor Liliana Elena González 

@mexatua

Era una mañana lluviosa del Julio, faltaban unos minutos para las ocho cuando llegué al portal de la Mansión Iturbe, ahí estaba Dante y los demás fueron llegando poco a poco. Yo estaba muy emocionada porque a pesar de tener  ocho años viviendo en esta región, nunca había visitado los pueblos a los que íbamos a ir.  Se trataba de un tour organizado por Sergio Luna Capellini, (quien además de ser compañero en el patronato, era delegado de turismo en Pátzcuaro) para que los integrantes del Patronato Raíces y esencias culturales de Pátzcuaro A.C. visitáramos algunos pueblos de la meseta purépecha, que son parte de uno de los circuitos de la “Ruta Don Vasco”.

A las 8.25 abordamos la camioneta que nos llevaría al recorrido y enfilamos por la autopista con rumbo a Uruapan. Nuestra primera parada fue en Paracho (Paracho de Verduzco con 16,500 habitantes aproximadamente), conocido mundialmente por su producción artesanal de guitarras y otros instrumentos de cuerdas. También se realiza desde hace varios años el Festival y concurso de Globos de Cantoya, en donde participan países extranjeros. Ahí almorzamos en el mercado frescos jugos de frutas naturales, tacos de birria, carnitas, cabeza, buche y Dios sabe que otras cosas más, pero estaban “muy buenos”. Visitamos la Casa del Artesano y tomamos algunas fotos en la plaza, en la que no podía faltar la figura de Don Vasco de Quiroga.

La segunda parada fue en San Miguel Pomecuarán que es un pueblo con raíces que se remontan a tiempos prehispánicos. Después de la llegada de los españoles, los frailes y misioneros se dedicaron a evangelizar a sus habitantes y les concedieron al arcángel San Miguel como su santo patrón. La primera obra de la evangelización de los monjes fue la construcción de una pequeña capilla y un hospital, o Huatapera, para los locales.

Llegamos aproximadamente a las 11.30 am al atrio del templo de San Miguel de Pomecuarán cuyo estilo es plateresco y tiene en la fachada conchas bautismales para representar la salvación de los indígenas mediante el bautismo.

Dentro del templo se encuentra el retablo con  la imagen de San Miguel cuyos símbolos son el escudo, el sombrero y la espada y su nombre significa “quien como Dios”. El resplandor significa luz, energía de Dios, el circulo indica que no hay principio ni fin y el triangulo es la trinidad.

El techo es un bellísimo artesón (artesa, batea) pintado totalmente por los indígenas, bajo la dirección de los evangelizadores, con pintura vegetal. A estos artesones se les llama también la iglesia de los cielos.

En el techo del templo de San Miguel de Pomecuarán hay símbolos del rosario, monogramas de Jesús, María y José. Los anagramas más importantes están del lado derecho (oficiando misa viendo de frente). Hay también dogmas marianos de los siglos XVI y XVII y bienaventuranzas. San Rafael significa “medicina de Dios” y San Gabriel significa “mensajero de Dios”.

La Capilla, huatapera, portal de peregrinos y cementerio son los elementos característicos  de las construcciones religiosas, así como la cruz en el atrio que es un elemento constante en las iglesias de los pueblos que visitamos.

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *